Buena música. Un delicioso té. Manta de estrellitas. Mis bebés perrunas calentado mis pies. Todo listo para escribir sobre un tema que a las novias, a veces, las trasnocha: la prueba de maquillaje para su matrimonio. Y es que en el momento de hacer el presupuesto, es esa pequeña porción de dinero la que sentimos que estamos “regalando”, pues es un maquillaje y un peinado que quizás al finalizar la prueba va a terminar en un pañito húmedo. Y sí, la mayoría de veces es así. Pero vale toda la pena, les voy a compartir mis argumentos.

La prueba de maquillaje nace de la necesidad, o mejor, de la ansiedad de saber cómo nos vamos a ver el día más especial de nuestra vida. No hemos esperado meses enteros para, al final, tener un disgusto por falta de planeación o por pensar que la prueba era un gasto innecesario. A eso va dedicado este post, a contarles por qué, desde mi experiencia como maquilladora, la prueba te va a dar la certeza de que en tu boda te vas a sentir cómoda, tranquila y vas a sonreír mucho porque te sientes feliz.

Para nadie es un secreto que el maquillaje y el peinado de una novia no son nada económicos. En ocasiones solo vemos números, pero detrás de esos números debe haber un talento, una habilidad, un buen servicio, mucha paciencia y un toque de chispa para guiar con mucho amor a todas las mujeres que llegan al estudio con un anillo al que le dijeron sí.

IMG 2687
9C5A8032
IMG 3612

¿Es necesario hacerme la prueba de maquillaje?, me preguntan muchas novias. Y agregan, “es que no tengo tiempo”, “se sale de mi presupuesto”, “ya conozco bien tu trabajo”. Mi respuesta, para todas, es: sí, es necesaria. Es más, debería ser obligatoria.

La prueba de maquillaje te permite, en primer lugar, conocer a la persona que te dejará hermosa ese día, conocer su actitud frente a ti, algo que yo llamo “feeling” y que no se logra con todas las personas. Eso hay que saberlo, pues no todas las maquilladoras son para todas las novias. Es algo que se siente mientras sostenemos una conversación en la que me cuentas detalles de la boda. Para mí los más importantes son: la hora, el vestido y el tipo de complemento que quieres. Tiara, flores naturales, corona. ¿Qué te sueñas?, ¿qué te gusta?, ¿cuáles son las tendencias?, ¿cómo es tu piel?, ¿cómo es tu pelo?, ¿qué te recomiendo yo? Siempre, un diálogo sincero.

“Hacerme la prueba fue la mejor decisión, porque el día de la boda estaba súper tranquila de cómo iba a quedar y el tiempo que te ibas a demorar en arreglarme”.

DSC 8544

Comienza la prueba. Aproximadamente dura dos horas, quizás más, quizás menos. ¿Qué es esto?, ¿para qué sirve?, ¿cuánto me va a durar?, ¿y si lloro?, ¿y si soy alérgica a algún producto?, ¿y si no soporto las pestañas postizas? Preguntas que resolvemos a medida que creamos el maquillaje perfecto y el peinado soñado.

Otra duda frecuente: ¿cuántos peinados y maquillajes probamos? No se trata de ensayar todo lo que queramos, sería un ejercicio largo y desgastante. Hay un límite. Las mujeres tenemos ideas claras de eso que nos gusta y de eso que, definitivamente, no nos queda bien. Si no nos gusta el pelo recogido, ¿para qué ensayar algo por si acaso?. Siempre les pido referentes, imágenes de inspiración porque así es mas fácil captar las ideas y a partir de ahí hacer una propuesta que se acerque a lo que tienen en mente.

Ahora, si eres una novia que no sabe qué quiere, sí es mejor probar varias opciones. Mínimo: pelo suelto, semirrecogido y recogido. En cuanto al maquillaje podemos cambiar tonos de labiales, delinear, poner más o menos pestañas y ensayar. Partimos del conocimiento que tenemos de nosotras, de nuestros gustos, aunque en ocasiones un pequeño cambio que nunca nos imaginamos hace la diferencia y puede ser muy positivo.

Te va pareciendo importante, ¿verdad?. Si algo no te gustó en la prueba, tranquila, afortunadamente es la prueba. Imagínate que fuera el día de tu matri y tu inconforme. Como algo no te gustó, lo cambiamos sin angustia, sin miedo, sin estrés. Si ensayaste algo y cambiaste de opinión, no hay problema, todo tiene solución.

Existe la probabilidad de que no te guste el maquillaje, el peinado o la maquilladora. No te preocupes, todavía tienes tiempo de buscar otras opciones. ¿Tiempo? ¡Sí! Porque debes hacer la prueba, ojalá, dos meses antes de la boda. Si eres ansiosa y el tema del maquillaje y el peinado te perturba, te aconsejo que lo hagas incluso antes y asunto resuelto. Si vives fuera del país y solo tienes la semana antes de la boda, recuerda que escogiste por imágenes, referentes y que entre más tranquila estés, mejor te va a ir. Tienes que confiar y soltar. ¿Qué opiniones escuchar? Para mí la más importante siempre es la de la novia, que sea ella y no lo que otros quieran que sea.

DSC 8544

Ahora cambiemos el escenario y digamos que todo fue positivo. ¡Te encantó lo que viste en la prueba! Qué alegría, ya sabes cómo vas a quedar ese día, estás segura y vas a la fija. Un consejo: ¿qué tal si programas las fotos de preboda para el día de la prueba? Así aprovechas el maquillaje y el peinado. Ensayamos, soltamos el pelo, hacemos ondas y listo.

Antes de reservar a una maquilladora es importante mirar el trabajo de varias profesionales, pedir referencias y aclarar todas las dudas que tengas. ¿Con quién quedarse? Con la que te sientas más identificada, con la que se ajuste a tu  presupuesto y a tu fecha, con la que mires sus fotos y te encanten todas.

 La prueba te da seguridad y confianza. Te da tiempo de hacer ajustes. Ese día tienes mil cosas en qué pensar, muchos invitados. ¿Qué tal una preocupación menos?

Hice un pequeño sondeo por Instagram Stories sobre la importancia o no de la prueba de maquillaje y acá les comparto algunas respuestas.

DSC 854411
DSC 8544
DSC 8663

El 92% dice que sí es importante realizar la prueba de maquillaje.

“La prueba es demasiado importante porque tienes la oportunidad de verte antes y cambiar si no te gusta”.

“La prueba ayuda a controlar la ansiedad de cómo serán las cosas ese día, ya que no es un día para improvisar ni ensayar”.

“Hacemos muchas cosas meses antes para prepararnos y no queremos que algo tan importante como el maquillaje quede a la deriva”.

“Es importante ver cómo se comporta la piel”.

“La prueba me permitió estar segura de que iba a quedar bien ese día y que no iba a ser una sorpresa”.

“Haces la prueba y si no te gusta, buscas a alguien más”.

“En parte es para mirar la empatía que tienes con la maquilladora”. 

“Saber cómo vas a quedar es una preocupación menos”.

 

Espero que les haya gustado el artículo,

 

La Pec.

 

  1. Nombre(*)
    *Campo Requerido
  2. e-mail(*)
    *Campo Requerido
  3. Mensaje
    Invalid Input
  4. Acepto la política de privacidad(*)
    Invalid Input
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec
_lapec

LaPEC

Lorena González Henao - Maquillaje & Styling
Móvil: (310)345.14.87
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Envigado - (CO)

Sonríe! Siempre... sonríe!


Intuitiva (CO) · Diseño y Desarrollo de Sitios Web